En este pequeño espacio educativo encontraras todas las historias de los animales de Villarochel, un sinfín de manualidades, suculentas recetas, cuentos llenos de fantasía, reciclados de todo tipo, aportes solidarios de personas especiales, libros de avicultura y otras categorías que sin duda convertirán tu visita en un día diferente. Tu sonrisa me alimenta, tu opinión me importa. Bienvenido

21/8/13

El patito feo

No es que Tito me parezca un patito feo pero su historia se puede asemejar bastante a la del cuento ya que como en este, es totalmente diferente al resto de sus hermanos.
Antes de morir su mama puso un huevo por el campo así que tarde varios días en encontrarlo y fue por pura casualidad.
Al principio pensé en tirarlo porque no sabia cuantos días llevaría allí pero como tenia la incubadora en marcha, lo limpie y lo puse con el resto de los huevos de pollitos.
A los 28 días podía oír un suave y lastimoso piar pero era tan débil que alerto todas mis sospechas, Tito no tenia las suficientes fuerzas para salir del huevo.
Como tantas veces hago me dispuse a ayudarle un poco y entonces pude comprobar que venia en una postura totalmente incorrecta.
Una de sus patitas venia rota así que no me quedo mas remedio que sacarlo rápidamente.
Después de unos días de curas e inmovilización de su patita herida, lo puse con el resto de los pollitos y así se ha ido criando.


Poco a poco el tiempo va pasando y todos crecen saludablemente, esto es la mejor satisfacción que cualquier criador pueda sentir pero para mi lo mejor y mas importante es verlos felices cada día ya que eso les proporciona toda la salud que necesitan.

El caso es que Tito es el hermano mayor y defiende a los pollitos como un autentico guerrero, donde va el , van el resto y donde va el resto, va el.
Duermen encima de su lomo.



Los vigila constantemente :)

Como ya sabéis los patitos cuando nacen son impregnados por un aceite que poseen las madres y que les sirve para que sus plumones no se mojen en el agua y así también flotan sin ningún problema y se secan de inmediato.
El caso de Tito al ser diferente y no poseer ese aceite o grasa ha supuesto tener que enseñarle cada día que el era un pato y tenia que nadar.
Después de cada lección tenia que secarle y darle calor ya que ni el agua le gustaba y encima se quedaba totalmente destemplado.

Hoy es un gran dia

Tito ha comprendido que puede nadar aunque sus hermanos no lo hagan y aunque todavía era reticente a las zonas donde no hacia pie, hoy hemos dado el salto final jejejej, teníais que haber visto lo contento que estaba explorando el estanque.



De paso la pequeña Kaki Kambel también ha descubierto el estanque y como se ha encargado de la adopción de los dos pequeños migñon, los cuatro han pasado una mañana de baño muy reconfortante.


Todo esto vigilado y consentido por el cocodrilo Juancho claro :)


Desde Villarochel os deseamos un gran dia y mucha felicidad





















votar

3 comentarios:

Anna Jorba Ricart dijo...

Me ha encantado la historia de este patito guapo tan particular. Saludos.

Mª Mercè dijo...

¡Qué contenta debes de haber estado, cuando Tito ha nadado "más de la cuenta"!

Bonita historia!
Besazos, querida.

MªJose dijo...

Hola guapas, me alegro de veros, un besazo para las dos