En este pequeño espacio educativo encontraras todas las historias de los animales de Villarochel, un sinfín de manualidades, suculentas recetas, cuentos llenos de fantasía, reciclados de todo tipo, aportes solidarios de personas especiales, libros de avicultura y otras categorías que sin duda convertirán tu visita en un día diferente. Tu sonrisa me alimenta, tu opinión me importa. Bienvenido

11/7/11

Ese depredador llamado "HOMBRE"

Ayer por la noche una pareja de golondrinas decidieron dormir dentro de casa y mi amiga MªMerce esta mañana me ha mandado un singular correo con el canto de los pájaros y este ha sido el detonante para que me pusiera frente al ordenador porque ya hacia días que quería escribir sobre ello y sobre lo que por desgracia tanto me apena.
No hace tantos años que me vine a vivir al campo, tan solo seis y en este escaso plazo de tiempo ya he podido darme cuenta de lo devastadora que puede llegar a ser esta especie nuestra.
Recuerdo que cuando iniciaba el camino rural hacia mi casa  salían al paso autenticas bandadas de cardelinas y daba gusto verlas revolotear alrededor del coche, los petirrojos se  colaban hasta dentro de casa y eran super confiados y simpáticos.

Si en tan solo seis años he visto desaparecer a tantas especies, que no sera capaz de hacer el ser humano en unos cuantos mas.
Ya no veo cardelinas, ni esos simpáticos pajarillos que tanto me gustan, los petirrojos... pero si he visto en diferentes puntos a gente con redes capturando todo lo que cae en ellas, sea de la especie que sea y causando auténticos estragos.
Y luego dicen que las cotorras argentinas son las invasoras.... quien ha terminado con todos esos pájaros, no son precisamente ellas y todo por ese afición al silvestrismo para luego encerrarlos en jaulas y lucrarse de ellos.

Dicen que somos la especie mas inteligente sobre el planeta y yo discrepo mucho de tal inteligencia porque no somos capaces de respetar nuestro propio beneficio y acabamos con todo aquello que cae en nuestras manos.
Somos una fuente inagotable de destrucción y vandalismo, solo hace falta observar en que condiciones mantenemos nuestras calles y lo limpios que podemos llegar a ser en cualquier rincón de nuestra ciudad o campo.
Estoy decepcionada con esta especie a la que pertenezco y espero con toda sinceridad que algún día en los colegios se enseñe algo mas que materias innecesarias a cambio de lecciones practicas de civismo y respeto.
Nuestras generaciones venideras lo precisan porque sino no tendrán ningún futuro :(

Quiero acostarme escuchando el canto de los pájaros al atardecer y quiero que vuelvan los colores a volar por mi campo.
Quiero una ciudad limpia y exenta de papeles y bolsas cubriendo el suelo.
Y sobre todo quiero que mi planeta siga lleno de vida y por fin demostremos esa inteligencia de la que tanto presumimos.


votar

3 comentarios:

Mª Mercè dijo...

Pepa, cuánta razón tienes en esta entrada!

Puedo decir que tengo suerte: hace unos años había desaparecido las alegres golondrinas del paisaje de mi pueblo (debido a la masiva construcción de pisos), pero un Alcalde -como pocos- hizo que volvieran a surcar nuestro cielo!

Un besazo y gracias por estar ahí.

Pins personalizados dijo...

En mi casa hay varios nidos de golondrinas.

Saludos.

Toni dijo...

No te preocupes que muchas de esas especies lograrán sobrevivir a nuestra extinción a no ser que reventemos el planeta del todo, besos y gracias por ser como eres y hacer lo que haces.