En este pequeño espacio educativo encontraras todas las historias de los animales de Villarochel, un sinfín de manualidades, suculentas recetas, cuentos llenos de fantasía, reciclados de todo tipo, aportes solidarios de personas especiales, libros de avicultura y otras categorías que sin duda convertirán tu visita en un día diferente. Tu sonrisa me alimenta, tu opinión me importa. Bienvenido

28/2/09

El Ocaso


Un día mas se ha cumplido en Villarochel,aquí resido con la esperanza de poder seguir cuidando a mis pequeños amigos.
Aun recuero esa fuerza con la que empece esta labor y las barbaridades físicas a las que me sometí con horas de trabajo por adecuar cada espacio para ellos.
Casi cinco años después todo es muy distinto y ahora he de tomarlo con diferente perspectiva, todo pasa factura y el cuerpo se adolece de todos los castigos.
Esas cosas no las piensas cuando te ves capacitada para trabajar, recuerdo que me cargaba un saco de veinte kilos en cada hombro y hacia el recorrido para alimentarlos.
Tantas barbaridades y nada me cansaba porque lo hacia desde el entusiasmo y el cariño que les profeso, con la pasión que me provocan.
Lo que antes me costaba treinta minutos ahora me cuesta casi dos horas porque mis caderas ya no pueden acelerar mucho mas.
Pero, todo tiene su parte positiva y ahora disfruto de esa lentitud apreciando mucho mas cada paso que doy.
Pocas veces me he sentado al sol para simplemente mirar a mi alrededor y ver con paciencia y desde este prisma todo lo que me he perdido por intentar correr tanto.
He cogido este camino hacia casa mil veces y he visto los arboles otras tantas pero nunca me había fijado en las flores, me entendéis?


Cuanto mas pienso que aprecio lo que tengo mas me doy cuenta de que todavía sigo perdiéndome grandes detalles que por insignificantes que parezcan, son un todo.



Mañana si puedo.... intentare ir mas lenta, no quiero perderme nada.
Con este precioso atardecer os deseo mucha lentitud, disfrutarlo!!

votar

4 comentarios:

kaka dijo...

Hola Mª Jose!

ooh si, las prisas no nos dejan disfrutar de las pequeñas alegrias de cada día, es mejor hacer las cosas con calma.

Un abrazoo!

Antonio Martínez dijo...

Yo tambien a veces me he dado cuenta de cosas que estaban ahí, bien visibles, y hacia mucho tiempo que no ni me apercataba... cuanto nos perdemos¡¡¡

Quería avisarte que voy a pasar por una época dificil y seguramente tenga menos tiempo para visitar blogs y eliminar parte de los mios o reducir su actividad a su mínima expresión... de todas maneras intentaré pasarme cada cierto tiempo y dejar alguna señal...

Saludos y cuidaros por Villarochel

historia del bingo dijo...

Es muy cierto que con el bombardeo de estimulaciones sintéticas y tecnologicas las nuevas generaciones han perdido las capacidades de percepcion... van caminando por las calles como aquellos caballos de guerra cuando llevaban unas piezas de cuero sobre los ojos, de modo que sólo veían parte del escenario. Y generalmente la vista va siempre del medio centro hacia abajo. Un día se me ocurrio, volver a ver al mundo del medio centro hacia arriba... y te juro que por aquel sendero que creí conocer como la palma de mi mano, lo camine aquel día maravillado de darme cuenta que no lo conocía del todo, y con lentitud, lo saboree, todas sus flores, sus copas de los arboles, y su cielo azul.

Σ=o) Pau dijo...

Pepa querida, si hay que hablar de lentitud pffff yo soy lentísima para todo, mi hermana me decía 3 horas!! jajaja. No importa si lo haces lento, lo importante es que lo puedas hacer y tus fuerzas y salud te acompañen siempre y el amor de los animalitos que cuidas, el tuyo y el de ellos te darán fuerza para ser lentita como un caracol y fuerte como un león ^_^

Un enorme y cariñoso achunchón gatuno y muchos besos, de lentita a lentita ^_^