En este pequeño espacio educativo encontraras todas las historias de los animales de Villarochel, un sinfín de manualidades, suculentas recetas, cuentos llenos de fantasía, reciclados de todo tipo, aportes solidarios de personas especiales, libros de avicultura y otras categorías que sin duda convertirán tu visita en un día diferente. Tu sonrisa me alimenta, tu opinión me importa. Bienvenido

10/7/08

Paciencia y libertad de movimientos


Para llegar a tener una buena comunicación con los animales y que ellos se sientan plenamente integrados en el entorno sabiéndose libres de peligros y se comporten con total normalidad, convirtiéndose en un miembro mas de la familia, hay que utilizar una gran dosis de paciencia y no agobiarles en absoluto.
Pochola ya ha cambiado su actitud defensiva hacia sus pequeños al darse cuenta que nadie ha intentado quitárselos y que ni tan siquiera yo los he tocado todavía aunque me lo consienta con alguna pequeña reticencia.
Para mi habría sido mucho mas fácil o quizás mas reconfortante cogerlos comiéndomelos a besos pero he preferido esperar y sera ella misma la que me los traiga a la mano cuando sea el momento oportuno. Es una cuestión de confianza y respeto.
Por otro lado Chiqui que tampoco ha sufrido ningún agobio que no haya sido los momentos de las curas y que ha correteado libremente por la casa escondiéndose de todos y de todo hasta que ha decidido salir y empezar a relacionarse, ayer comenzó a jugar con Chispa y acudió a mi mano para disimuladamente tocármela haciéndose el despistado-a.
Tambien me habría resultado mas fácil cuando lo he cogido el mantenerlo en los brazos hasta que se hubiera dado cuenta de que aquí nadie le iba a dañar pero sin embargo he preferido que fuera el mismo quien decidiera cuando quería tener esa complicidad ya que luego y a la larga es mucho mejor para su posterior comportamiento.
Por su parte Pegui tampoco siente ningún miedo a la hora de compartir a sus pequeños cerditos con el resto de los animales y es que sabe que se encuentran a salvo y que nadie se los quiere quitar.
La experiencia con los animales me ha enseñado que se adaptan a todas las situaciones y que cuando se les deja actuar libremente y dentro de unos términos normales son capaces de entender absolutamente todo lo que se les comunica.
No son juguetes que tengan que estar dispuestos a nuestros caprichos emocionales y aunque requieran de nuestra atención han de tener una libertad respetable sin agobios ni ataduras fuera de lugar.
A nadie nos gusta que nos presionen o que nos achuchen cuando por el motivo que sea no nos apetece,resulta incomodo y molesto y quizás por ello los mios sean de esa forma tan especial como son y se sienten tan integrados en este entorno.

Feliz dia para todos.

votar

3 comentarios:

Juani lopes dijo...

A veces los animales entienden y son mas sensatos quemuchas persona.
Magnifica tu labor con ellos, peropoder algun dia visitar tu villa
saluditos

kijiki dijo...

El amor no basta para relacionarse con los animales. Hay que tener cierta sensibilidad para captar su idiosincrasia, sus pautas de comportamiento, observándolos y, como tu describes, dejándoles ese espacio de elección, de acercamiento y respuesta.
No veas como comprendo el autocontrol que habrás tenido que practicar para no comerte a besitos esas preciosas criaturas.
Un abrazo.

Psiko dijo...

No sé si me gusta más como tratas a los animales, o como lo explicas.
Me ha encantado este post
Un beso de fin de semana :)
Soy de los que siguen por aquí, sin vacaciones