En este pequeño espacio educativo encontraras todas las historias de los animales de Villarochel, un sinfín de manualidades, suculentas recetas, cuentos llenos de fantasía, reciclados de todo tipo, aportes solidarios de personas especiales, libros de avicultura y otras categorías que sin duda convertirán tu visita en un día diferente. Tu sonrisa me alimenta, tu opinión me importa. Bienvenido

4/6/08

Pancho el Coatí



Dentro de un mismo día puede haber momentos buenos y momentos muy malos y eso mismo sucedió ayer.
Los malos momentos fueron cuando descubrí que mi pequeño cerdito había desaparecido.
Habia nacido muy débil y tetaba fatal, seguramente su madre decidió eliminarlo adivinando que no podría salir adelante.
Me he pegado media mañana reprochándome el no haberlo retirado y amamantado artificialmente ya que fui consciente en todo momento de este final.
En fin, que ahora ya no tiene sentido lamentarse.

La parte buena es que estuve disfrutando toda la tarde de ver a Pancho suelto por la finca y sin ninguna ambición de escaparse.
El esfuerzo y el trabajo de acercamiento y confianza por fin han dado un resultado positivo y el ha podido juguetear con la hierba, la tierra y tomar el sol fuera de su recinto.
El merito de este logro ha sido en gran parte gracias a Pochola ya que desde que conviven juntos el ha podido ver como ella se relaciona con el resto de los animales y porsupuesto conmigo.
Por cierto,creo que para dentro de un mes y medio mas o menos, Pancho sera papa.
Poco a poco también he conseguido que su alimentación sea mucha mas variada ya que no estaba acostumbrado como Pochola a comer de todo.
Eso es algo que ya se refleja en su pelo y en su desarrollo.
Como la época de la fruta es casi inminente estoy tranquila ya que para su suerte y la mía en Villarochel es algo que no le va a faltar y con bastante variedad.
Aunque en artículos diferentes ya lo he comentado, los coatís en su hábitat natural comen principalmente fruta, huevos,semillas y raíces y pequeños animales que puedan cazar y con la afluencia del turismo...todo aquello que puedan robar a los turistas de sus mochilas o bolsos.
Por desgracia el hambre y el deterioro de los bosques les ha hecho aproximarse demasiado al medio urbano y ahora ha disminuido considerablemente la población de estos simpáticos animales que mueren atropellados en las carreteras o envenenados por diferentes causas.
Aunque me apena tremendamente saber que están desapareciendo,me alegra saber que los mios se encuentran sanos y felices, protegidos de los peligros que podrían acabar con esta especie tan peculiar y llamativa y que pretendo cuidar con la máxima libertad.
Es una gran satisfacción verles subir a los arboles o correr incansablemente por la hierba.

votar

1 comentario:

ALE dijo...

Muy interesante!!!, que pena que debido a la desforestación muchas especies están en peligro inminente.
Saludos!!!