En este pequeño espacio educativo encontraras todas las historias de los animales de Villarochel, un sinfín de manualidades, suculentas recetas, cuentos llenos de fantasía, reciclados de todo tipo, aportes solidarios de personas especiales, libros de avicultura y otras categorías que sin duda convertirán tu visita en un día diferente. Tu sonrisa me alimenta, tu opinión me importa. Bienvenido

2/6/07

Los que se van y ya no vuelven


Si visitáis mi web podréis comprobar que mi trabajo es de veinticuatro horas diarias y 365 días al año y sin remuneración económica por el momento. A veces las jornadas resultan agotadoras, me sangran las manos y el cuerpo me duele como si me hubiera arrollado un tren pero.... sino fuera tan reconfortante y me proporcionara tantas cosas buenas estoy segura que no lo aguantaría, la fuerza desaparecería y muy posiblemente enfermaría por agotamiento.
Sin embargo rezumo vida cada día que me incorporo a una nueva jornada. Si , es cierto... a veces tengo que tomar una aspirina para poder comenzar a trabajar pero eso sencillamente denota que soy humana y que como todo cristiano, también me canso.
Los días en Villarochel son siempre una sorpresa sin premeditar, un polluelo que decide salir del huevo, un nacimiento imprevisto, un saludo cordial de cien kilos apoyado en tus hombros, vida y mas vida con solo asomarte a la puerta.
Por desgracia no esta en mis manos la decisión de cuantos años viven cada uno de estos habitantes y por eso mismo cuando alguno de ellos me deja se que le he proporcionado todo lo que se encontraba a mi alcance para que en este deambular cotidiano tuviera una buena vida.
Su perdida es mi único dolor, ese egoísmo de no volverlo a ver, de no poder seguir disfrutando y aprendiendo de su sencillez. Que sirvan estas lágrimas para mantenerlos siempre entre mis recuerdos y sobre todo, en mi corazón.
votar

No hay comentarios: